El astigmatismo es un error refractivo común que afecta hasta al 80% de la población en algún momento de su vida. Si alguna vez ha notado que algunos objetos aparecen borrosos o son más difíciles de ver que otros, es posible que usted también lo padezca. Hay muchos tipos diferentes de astigmatismo, pero la mayoría de las personas tienen algún nivel. Puede producirse por varias razones, entre ellas: Hay muchos tipos diferentes de astigmatismo, pero la mayoría de las personas lo padecen en cierta medida. Puede producirse por varios motivos, entre ellos: El tipo más común es el esférico, que se produce cuando el cristalino está curvado hacia dentro, hacia la parte delantera del ojo. Es la forma más común de astigmatismo, que afecta hasta al 80% de la población en algún momento de su vida. El cristalino también puede tener forma de cilindro, lo que suele ocurrir en personas con miopía. El astigmatismo también puede ser cilíndrico, que es un tipo de hiperastigmatismo.

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es un error refractivo común que afecta hasta al 80% de la población en algún momento de su vida. Si alguna vez ha notado que algunos objetos aparecen borrosos o son más difíciles de ver que otros, es posible que usted también lo tenga. Hay muchos tipos diferentes de astigmatismo, pero la mayoría de las personas tienen algún nivel. Puede producirse por varias razones, entre ellas: – Envejecimiento – A medida que envejecemos, nuestros ojos pierden naturalmente parte de la flexibilidad que tenían cuando éramos más jóvenes. Esto hace que a menudo se vuelvan más curvos, lo que puede aumentar el astigmatismo. – Forma del cristalino – La forma de nuestros cristales también puede influir en el astigmatismo. Algunas personas tienen lentes más curvadas que otras, lo que provoca más astigmatismo. – Traumatismos – Algunas personas desarrollan astigmatismo como efecto secundario de una lesión, incluida la cirugía ocular. – Enfermedades: algunas enfermedades oculares, como las cataratas, pueden provocar astigmatismo. – Genética – Algunas personas heredan una tendencia al astigmatismo y pueden no darse cuenta de ello.

Cómo saber si tiene astigmatismo

La forma más fácil de saber si tiene astigmatismo es que alguien con una visión perfecta compare su visión con la suya. Si crees que puedes tenerlo, pide a tu oftalmólogo que mida tu visión y te remita a un optometrista. Si tienes astigmatismo, es posible que necesites gafas o lentes de contacto para ver con claridad. También puedes probar estos ejercicios para medir tu propio astigmatismo.

Cómo tratar el astigmatismo

Si tienes astigmatismo, lo mejor es que acudas a un oftalmólogo. Ellos pueden examinar tus ojos, determinar de qué forma se trata y recomendarte el mejor tratamiento que se adapte a tus necesidades. Estos son algunos de los tratamientos más comunes: – Gafas – Si su astigmatismo es esférico, su médico puede recomendarle unas gafas de lectura para corregirlo. Si es cilíndrico, puede recomendar lentes bifocales o trifocales. – Lentes de contacto – Si tiene astigmatismo esférico, su médico puede recomendarle lentes de contacto blandas para corregir su visión. Si tiene astigmatismo cilíndrico, puede necesitar lentes de contacto rígidas permeables al gas. – LASIK – Para las personas con hiperastigmatismo o astigmatismo irregular, la cirugía ocular con láser puede alterar la córnea para ofrecer una imagen más clara. – Angulo corregido (PC) – Las personas que no quieren gafas en absoluto pueden considerar la terapia de visión de ángulo corregido. Se trata de usar gafas en determinados ángulos para ayudar a los ojos a adaptarse a mirar las cosas desde un ángulo más bajo. – Revestimiento antirreflectante: si lleva gafas, puede considerar la posibilidad de añadir un revestimiento antirreflectante a sus lentes. Estos revestimientos ayudan a reducir el resplandor y hacen que las cosas se vean más claras.

Conclusión

El astigmatismo es un error de refracción común que afecta hasta al 80% de la población en algún momento de su vida. Si alguna vez ha notado que algunos objetos aparecen borrosos o son más difíciles de ver que otros, es posible que usted también lo tenga. Hay muchos tipos diferentes de astigmatismo, pero la mayoría de las personas tienen algún nivel. Puede producirse por varias razones, entre ellas: – Envejecimiento – A medida que envejecemos, nuestros ojos pierden naturalmente parte de la flexibilidad que tenían cuando éramos más jóvenes. Esto hace que a menudo se vuelvan más curvos, lo que puede aumentar el astigmatismo. – Forma del cristalino – La forma de nuestros cristales también puede influir en el astigmatismo. Algunas personas tienen lentes más curvadas que otras, lo que provoca más astigmatismo. – Traumatismos – Algunas personas desarrollan astigmatismo como efecto secundario de una lesión, incluida la cirugía ocular. – Enfermedades: algunas enfermedades oculares, como las cataratas, pueden provocar astigmatismo. – Genética – Algunas personas heredan una tendencia al astigmatismo y pueden no darse cuenta de ello.